domingo, 11 de agosto de 2013

La Madera Doblada (plywood) - Muebles de Madera

COMO LA MADERA CONTRACHAPADA REVOLUCIONÓ EL DISEÑO Y CAMBIO EL MUNDO


Uno de los grandes retos del diseño a principios y mediados del siglo pasado fue producir objetos atractivos, a un precio asequible para todos. Este objetivo nunca se habría alcanzado sin un material clave: la madera contrachapada.
El plywood, o madera contrachapada, tiene sus orígenes en el Egipto antiguo. Se volvió a usar en el siglo 20 para aspectos militares, y pronto diseñadores como Alvar Aalto,  Charles & Ray Eames o Marcel Breuer lo usaron para producir unos muebles que iban a convertirse en verdaderos iconos del diseño.
El plywood es una especie de bocata fina de madera con pegamento. Se juntan varias hojas de madera fina, y luego se laminan con pegamento. La disposición perpendicular del dibujo de las hojas de madera hace que el plywood sea extremadamente difícil de romper. Una máquina puede doblar y dar forma fácilmente a este material, por lo cual el plywood es idóneo para una producción en serie.
Fue la pareja formada por Charles y Ray Eames quien lanzó una tecnología totalmente nueva basada en el plywood en 1940. Los Eames eran arquitectos. Fue con Eero Saarinen que tuvieron su primera experiencia en el mundo del diseño de interiores. Recibieron los 2 primeros premios de un concurso organizado por el MOMA en el año 1940-1941. Los diseños ganadores proponían por primera vez usar el contrachapado moldeado para fabricar unas sillas ergonómicas, adaptadas al cuerpo humano. Los Eames ganaron el concurso pero no había entonces tecnología disponible para fabricar las sillas.
El siguiente paso, por lo tanto, fue buscar los medios para producir estos dibujos. Dado que ninguna fábrica de muebles no había usado nunca madera doblada, tuvieron que acudir a otras industrias, pero el proceso de producción resultó demasiado caro. Fue entonces cuando los Eames tuvieron que desarrollar una técnica que les permitió producir muebles de gran calidad a un precio asequible.
Un gran número de diseñadores empezaron a aprovechar el plywood para producir objetos económicos y  prácticos. Arne Jacobsen diseñó una silla ligera y apilable apodada la Ant Chair, por su cuerpo en forma de nudo y sus patas muy finas, que se creó en una primera instancia para una cafetería. Charles y Ray Eames produjeron tablillas moldeadas para los militares heridos, entre muchos otros productos. Su estudio era entonces lo mejor en cuanto a la experimentación con madera contrachapada. La Silla Paimio de Alvar Aalto fue desarrollada para un sanatorio situado en el suroeste de Finlandia. Usando la madera contrachapada, Aalto fue capaz de aliviar a los enformos, ayudándoles a sentarse y a respirar mejor.
A pesar de su aspecto muy practico, el plywood llegó a tener una dimensión casi mistica. Los Eames llamaban  “caja mágica” o “Kazam!” al artefacto que usaban para modear el plywood. En el año 1943, Marcel Breuer propuso construir una casa de madera contrachapada que hubiera parecido flotar en el aire, pesando como mucho un tercio de una casa prefabricada covencional, y costando sólo un 70% del precio estándar del mercado (nunca se construyó.)





No hay comentarios.:

Entradas populares

Email